Manzana de Adán | October 22, 2017

Scroll to top

Top

No Comments

El camuflaje impugna la evolución

El camuflaje impugna la evolución
Otman Jira
  • On 8 de October de 2013
  • Ideología:
  • Creacionista musulmán
  • País:
  • Marruecos

¿Es posible no, únicamente, adaptarse al entorno, sino reproducirlo exactamente, como una fotocopia?

 

El camuflaje o mimetismo es considerado un extraordinario método de disimulación que poseen algunos animales para esconderse de sus depredadores, y que consiste en tener unas formas o colores similares al entorno en el que viven. Es una estrategia que permite a algunos animales escaparse de sus depredadores que no los pueden distinguir de su entorno a simple vista.

Esta técnica es también habitualmente usada en el campo militar,  puesto que confunde al enemigo con el entorno que le rodea.

El problema surge cuando observamos que el mimetismo de muchos animales va mucho más allá de un camuflaje protector, perfectamente lógico evolutivamente hablando, ya que sus cuerpos reproducen exactamente el entorno donde viven como si fuesen una fotocopia biológica de su hábitat.

Ahora nos debemos plantear la pregunta siguiente, ¿Cómo llegaron estos animales a tener unas formas similares e idénticas al entorno?

Esta pregunta ha planteado muchos problemas a la teoría de la evolución ya que demuele sus explicaciones basadas en el azar y en las intervenciones inconscientes. Según la teoría evolutiva, todo cambio que sufre un animal se debe a errores y cambios fortuitos que efectúan unas mutaciones inconscientes. Pero esta explicación ilógica no tiene cabida ante este fenómeno increíble de copiar con precisión formas naturales y pegarlas en la estructura genética del animal.

¿Cómo se produjo ese fenómeno?

 

Para hacer un copy/paste se debe primero poseer los mecanismos necesarios para efectuar esta tarea y el elemento indispensable aquí, del que carecen las mutaciones, sería poseer una memoria, puesto que sin esta última no se puede jamás guardar la forma de una imagen determinada, para luego copiarla como lo hacen las impresoras y las fotocopiadoras.

Tampoco tiene cabida la explicación de este fenómeno mediante las casualidades ciegas, puesto que tal fenómeno se repite frecuentemente y en animales de diferentes especies que viven en entornos también distintos, lo cual indica que hay un Diseñador Inteligente que ha programado la información genética de estos animales en función de su entorno.

Ni siquiera se puede explicar por medio de la famosa palabra “adaptación” que utilizan los evolucionistas con el fin de engañar a la gente en nombre de la ciencia dado que ningún animal es capaz de dar a sí mismo una forma determinada modificando su propia estructura genética en función del entorno en el que vive. Y eso ni un Biólogo experto lo puede hacer.

Los biólogos evolucionistas defienden que la “selección natural” explica el proceso evolutivo, ya que ésta determina que variables tienen más probabilidades de sobrevivir.

Pero la selección natural debería actuar sobre las mutaciones, que se producen aleatoriamente, y una vez el animal adaptado al medio, y preparado para sobrevivir (camuflado), ya no sería necesario que la selección natural continuase funcionando hasta convertir a un animal en una copia precisa de su entorno.

Si, como se defiende en medios evolucionistas, la selección natural llevase invariablemente a los animales a convertirse en copias exactas de su entorno, esto sería la norma en la naturaleza y no la excepción.

Muchos animales adquieren elementos de camuflaje como una forma de protegerse pero no una precisa e innecesaria reproducción artística de su hábitat en sus cuerpos.

Si la selección natural llevase a los seres vivos a reconstruir innecesariamente su hábitat, eso demostraría una inteligencia y una capacidad artística que permitirían imaginar que, dicha selección natural, es una fuerza consciente. Lo cual nunca nadie ha afirmado en medios evolucionistas.

Con todo lo que hemos mostrado, se puede ver la imposibilidad de la formación de este increíble fenómeno por medio de intervenciones inconscientes cuyas intervenciones en sistemas complejos no causan sino deformaciones. Y aceptar la explicación imaginaria e ilógica de la teoría de la evolución no es sino una manera de escaparse de la verdad y de defender ciegamente una teoría basada en el azar y en las intervenciones inconscientes con el fin de mantener alejada la palabra “Dios” de sus creencias.

Y solo me queda pedirles para abrir sus mentes, pensar lógicamente y reflexionar en esta pregunta: ¿Puede un ciego inconsciente, que no tiene memoria ni manos, pintar un paisaje que nunca ha visto, sin recibir información de él, y repitiéndolo muchas veces?

¿Para que la selección natural copiaría con precisión un paisaje en un animal que no necesita esa exactitud, ya que con mucho menos esta camuflado para sobrevivir en su entorno?

¿Por qué este fenómeno no es la norma en la naturaleza, si la selección natural no se detiene hasta que cada animal no haya reproducido exactamente el hábitat en que habita en su cuerpo? 

mimetismo

Blog de Otman Jira:

http://cienciaycreacionismo.blogspot.com.br/

Submit a Comment