Manzana de Adán | December 17, 2017

Scroll to top

Top

Evolucionísmo

↻ Volver al Glosario

 

EVOLUCIONISMO: El evolucionismo es una postura intelectual que usa la <<Teoría de la evolución>> para explicar el mundo que nos rodea al margen de Dios, es decir, enfrentando la Biblia y cualquier religión monoteísta. Este movimiento intelectual está apoyado por intelectuales ateos y agnósticos de todas las áreas del conocimiento y no solo biólogos: Historiadores, sociólogos, artistas, psicólogos, paleontólogos, etc.

Puede decirse que el evolucionismo es una posición religioso-filosófica enmascarada de ciencia y equivalente a su antagónica “el creacionismo”. Sus defensores son partidarios del ateísmo, filosofía que por enfrentar la existencia de Dios no suele ser considerada una religión, aunque su postura intelectual, anterior a los avances científicos modernos, tiene características religiosas.

Esa filosofía llamada “ateísmo” y de origen arcaico, por no poder demostrar argumentalmente la inexistencia de Dios, ha buscado el apoyo de la evolución, para ofrecer una imagen científica y enmascarar el hecho de que mantiene premisas intelectuales religiosas.

El uso de la evolución en apoyo de las premisas filosófico-religiosas ateas ha llevado una engañosa legitimidad a los ateos fundamentalistas, ensuciando la imagen de los científicos como investigadores objetivos, y derrotando en tribunales a los científicos objetivos defensores del Diseño Inteligente.

Podría incluso pensarse que ateísmo y evolucionismo son equivalentes, sino fuera porque no todos los ateos son defensores de la evolución. Existen ateos que incluso son contrarios a la evolución y defienden el Diseño Inteligente, ya que son partidarios de que civilizaciones extraterrestres habrían diseñado la vida en el planeta Tierra.

Lógicamente, los cristianos evolucionistas se oponen al evolucionismo y defienden la existencia de Dios como inductor de la evolución, aunque, por ser una minoría, da la impresión equivocada de que todos los evolucionistas defiendan el evolucionismo.

Para evitar la confusión podría diferenciarse a los evolucionistas con expresiones como <<evolucionistas bíblicos>> y <<evolucionistas ateos>>, aunque en la práctica nadie desea esa diferenciación lingüística por la discriminación religiosa existente en la sociedad.